sábado, 18 de julio de 2009

Aquel Maldito Tren Blindado ( Quel maledetto treno blindato ) ( Inglorious Bastards ) (1978)





Producción italiana dirigida por Enzo G. Castellari

Reproduzco a "Inglorious Bastards (como se tituló en USA, ya sabéis la manía qué tienen de cambiarlo todo) es difrutar de 90 minutos de metraje hilarante. Con la Segunda Guerra Mundial de fondo y unos condenados a muerte que sin comerlo ni beberlo se encontrarán inmersos en una misión suicida. Ante nosotros desfilarán tiros, tiros y mas tiros, explosiones de por medio, más tiros por si las moscas, mujeres en pelotas, nazis volando al mínimo roce, más tiros por si todavía queda alguien en pie, deliciosas secuencias de destrucción con maquetas, a un negrata de la blackplotation con puro incluido regalandonos escenas impagables, y por si no lo había dicho... tiros, tiros y más tiros.

El elenco de actores no es que sea una maravilla pero de entre ellos destaca Fred Williamson, (nacido de la blackplotation setentera), es decir, el negrata del grupo vamos, que servirá como excusa para más de una secuencia a cada cual más desternillante. Sólo por las escenas y frases destroyer que suelta ya merece ser vista esta película. Las escenas son disparos y más disparos, como si de Solid Snake con la bandana se tratase, nadie cambia de cargadores, todos disparan a todo lo que se mueva (da igual si es americano o nazi) desde cualquier ángulo, desde cualquier postura, da igual la forma, lo que importa es matar a todos los nazis.

Que nadie espere ver una película tipo Doce del Patíbulo (1967), lo que tenemos es una peli de serie B pura y dura, pero de las que hacen adorar este género. El guión es bastante flojo, si se tratase de una película histórica, pero como no lo es, es perfecto. Las situaciones absurdas serán un no parar (la escena de las nazis en pelota picada en el río es para troncharse), con altas dosis de humor, potenciadas sobre todo por las protragonizadas por Fred Williamson. Los efectos especiales no pueden ser mas artesanales, puras maquetas ferroviarias (otra de mis perdiciones), que aunque ¨canten¨no dejan de tener su aquel que llegan a su máximo esplendor durante el final de la película. Otros efectos son más discutibles, como la moto de los nazis (Triumph ?) que se transforma por arte de magia en una de motocross al gusto del director, un homenaje a la película ¨La Gran Evasión¨ en toda regla.

Ver esta cinta es disfrutar de la serie B, ante nosotros defilarán tiros, tetas, nazis enclenques y explosiones. Quel Maledetto Treno Blindato hay que verla, si es con amigotes y unas cañitas mejor, porque os aseguro que pasaréis una tarde de risas aseguradas."

En la covertura del DVD dice La pelicula original en el que se basa el remake de Tarantino.

Sin calificar.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.