sábado, 26 de septiembre de 2009

Ciudad de Vidad y Muerte ( City of Life and Death ) ( 2009 )






Producción china dirigida por Lu Chuan

Os dejo una novedad en los cines de la que habrá que estar pendientes para incorporarla más adelante a nuestra colección.

El cine chino arroja luz a una página de su historia reciente, las tribulaciones de la ciudad de Nanjing cuando fue ocupada por Japón en diciembre de 1937. Lu Chuan maneja en la notable superproducción Ciudad de vida y muerte un enorme lienzo de imágenes en blanco y negro servidas en gran angular, para pintar el horror de la guerra, de un modo que inevitablemente recuerda a La lista de Schindler. Como en el film de Steven Spielberg, somos testigos de los padecimientos de las víctimas -los chinos-, la crueldad brutal de los ocupantes -los japoneses- y la humanidad que va siendo progresivamente minada de un soldado nipón y un representante diplomático de la Alemania nazi. En tal tesitura se nos presentan múltiples personajes, ninguno puede decirse que sea un protagonista absoluto, la meta es entregar un cuadro que permita hacerse idea de los horrores acontecidos en Nanjing. El telón de fondo es la escombrera en que se ha convertido la ciudad, donde los prisioneros son ejecutados sin contemplaciones; la zona de seguridad internacional pronto va a convertirse en algo muy parecido a un ghetto, pues la influencia del enlace alemán está a punto de desaparecer.

El director pinta con realismo el descenso a los infiernos en que deriva cualquier conflicto bélico, donde la dignidad de la persona cada vez cuenta menos, no se respeta la vida, y en el caso de las mujeres la humillación pasa por la denigración sexual. Hay no obstante cierto aliento épico, gracias a ciertas actitudes valientes y muy orientales de los personajes, listos para el sacrificio. Además, de modo inteligente y pensando en el espectador occidental, el recurso a unas postales con texto escrito en ellas sirve para situarse acerca de lo ocurrido en Nanjing. Curiosamente, parece que la película no ha gustado en China, por la humanización del soldado nipón y del oficial Rabbe, aunque se basan en personajes históricos.

Sin calificar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.