sábado, 18 de julio de 2009

Lacombe Lucien ( Lacombe Lucien ) ( 1974 )







Coproducción italo-germano-francesa dirigida por Louis Malle

Tras haber intentado sin suerte unirse a la Resistencia francesa, un joven de 18 años cuyo padre es prisionero de los nazis, entra a formar parte de la GESTAPO.

1944, la Francia ocupada. Lacombe Lucien es un joven campesino indolente, con un cuadro familiar nada estimulante -el padre está en la guerra, la madre hace concesiones para salir adelante en una época difícil-, que tras intentar enrolarse en el maquis, acaba casi por casualidad de colaboracionista de los alemanes. Tener un fusil en las manos, que la gente le haga caso, todo eso le hace sentirse importante. Uno de sus mentores le lleva a hacerse un traje a casa de Albert Horn, un sastre judío, que no es delatado a cambio de pequeños favores. En esa casa Lucien se ve atraído por la hija de Albert, France.

Intenso film de Louis Malle, primer intento de exorcizar sus personales demonios de la guerra, al dibujar a un joven empujado de algún modo por el destino a las fauces del fascismo, un tema que conectaba con su propia experiencia, que acabaría plasmando con precisión en la excelente Adiós, muchachos. Se trata de una narración sobria y desapasionada, impregnada por la infinita tristeza que suscita una vida malograda, la del protagonista, un personaje real. La película atrapa las circunstancias extremas que le tocó pasar a Francia, y la tónica dominante de una postura acomodaticia y pragmática, que acaba convirtiendo a las personas en poco más que muñecos sin alma, que buscan sobrevivir y poco más. Interpretan el film actores no profesionales, y supuso el comienzo de la carrera de Aurore Clément.

Sin calificar.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.