sábado, 11 de diciembre de 2010

Kamikaze: moriremos por los que amamos ( Ore wa, kimi no tame ni koso shini ni iku ) ( 2007 )

Producción japonesa dirigida por Taku Shinjo

Historia ambientada en el Pacífico, en la Segunda Guerra Mundial, acerca de los famosos kamikazes que impactaban con sus aviones cargados de explosivos contra el enemigo estadounidense. El film se centra en un cuerpo de estos hombres con su base en Chira, Kagomisha, y con tono desmitificador pero muy humano, se habla de que no eran voluntarios, sino más bien condenados a muerte por sus superiores. Lo cual no quita para que se subraye el heroísmo de los kamikazes, al mostrar el amor a su patria, hasta el extremo de dar su vida por ella; lo que contrasta con el cerrilismo de algunos jefes.

Taku Shinjo, que fue ayudante de dirección de Shohei Imamura, entrega un film no exento de polémica, a partir del libro de Shintaro Ishihara, también guionista. Él tomó pie de las historias que le contó la persona que regentaba un restaurante que frecuentaban los kamikazes; esta mujer es el personaje que estructura toda la narración.

Sin duda es una película dura e impactante, pero a la vez muy bella, con un hermoso tono épico que emociona, e incluso momentos líricos, los que propician las luciérnagas. Shinjo sabe conjugar la humanidad de las historias -el soldado coreano, el recién casado, el que no dijo nada de su alistamiento a padre y hermanos, etc, todos alrededor de la mujer del restaurante-, con las impresionantes escenas bélicas, sobre todo las del ataque de Okinawa, propias de una gran superproducción.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.