viernes, 25 de junio de 2010

Bombarderos en picado ( Dive Bomber ) ( 1941 )

Producción estadounidense dirigida por Michael Curtiz

Historia de un médico del ejército americano que investiga contra los mareos y desvanecimientos de los pilotos cuando vuelan a gran altura. Basada en hechos reales, fue estrenada meses antes del ataque japonés sobre Pearl Harbor.
Reproduzco la crítica de Miquel en Filmaffinity

ltima película en la que Curtiz dirigió a Flynn. Rodada en 1940, se dispuso de 3 días para la filmación de escenas en el portaviones Enterprise. Fue nominada a la mejor fotografía en color.

La acción tiene lugar en 1941 en la flota del Pacífico y en la base naval de San Diego (California). Narra la historia de un médico, Douglas Lee (Errol Flynn), que se alista en la marina como investigador médico del proyecto de desarrollo de los "Dive Bombers", aviones que desde gran altura se lanzaban en vertical sobre los objetivos a bombardear, especialmente embarcaciones. En el desarrollo de su cometido, Doug Lee entabla amistad con el teniente coronel Joe Blake (Fred McMurray), pese a las diferencias que mantienen, y con el también teniente coronel Lance Rogers (Ralph Bellamy). La obra elogia el compañerismo, la amistad, el trabajo en equipo, la disciplina, el esfuerzo personal, el sacrificio y el heroismo. Se estrenó a principios de 1941, antes del ataque japonés a Pearl Habour, cuando en el país se vivía la convicción de la inminencia de la entrada en guera. No es una película bélica: es una película sobre la Marina, que ofrece una narración, entretenida y espectacular, sobre el desarrollo de un proyecto de investigación militar de gran trascendencia en aquel momento, que se explica acertadamente en términos de aventura. Contiene referencias patrióticas, destinadas a trasmitir confianza a la población, prepararla para afrontar la implicación inminente en el conflicto y demostrarle la capacidad de defensa del país.

La música se basa en una partitura brillante, que ocupa una posición protagonista. La solemnidad y grandiosidad de los temas principales, se acompaña de otros de carácter lúdico, festivo, fúnebre, etc. La fotografía ofrece imágenes inusuales, de gran belleza, sobre el despliegue en el aire de escuadrones en formaciones diversas, sobre el despegue y aterrizaje (en tierra y mar), sobre acrobacias, giros y maniobras diversas, de gran interés. Se ven varios tipos de aviones ligeros de la época, sobre todo los "Douglas dive bomber". El color, con predominio de los celestes y blancos, es excelente. El guión concreta unos diálogos breves, rápidos, ocurrentes e irónicos, que contrastan con las escenas largas de maniobras aéreas y navales. Se basa en una historia escrita por un veterano de la aviación naval norteamericana, el teniente coronel Frank Wilber Wead, cuya vida se llevó al cine ("Escrito bajo el sol"). La interpretación de Flynn, McMurray y Bellamy, es correcta y convincente. La dirección, en manos de un veterano curtido y hábil, construye una obra dramática con interesantes referencias documentales.

Una obra singular, de gran interés documental, que aporta una historia basada en la realidad y que la explica con corrección, belleza visual y una excelente banda musical.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.