sábado, 13 de marzo de 2010

La Banda sonora de El experimento Filadelfia

Hay películas que no destacan excesivamente por su calidad técnica o artística, pero que misteriosamente viven ancladas en nuestro recuerdo, tal vez porque tocaron la fibra sensible de nuestra forma de ser, o simplemente porque las vimos durante nuestra infancia, y ya sabemos que el efecto nostalgia tiene un poder determinante para perdonar más de un fallo. Ese es el caso de "El Experimento Filadelfia" una producción fantástica de 1984, que es mítica para todos aquellos que consideramos los ochenta como una época que construyó nuestro carácter y nuestra forma de ser, vinculándola a un tipo de cine imaginativo, pero con excesivas restricciones técnicas comparado con el tiempo actual.
"El Experimento Filadelfia" basaba su guión en un posible hecho real ocurrido en Filadelfia, en 1943, con la misteriosa desaparición de un navío de la armada estadounidense. Esta película iba mucho más allá, conjeturando que ese navío desaparecía posibilitando que dos de sus ocupantes pudiesen viajar en el tiempo, más concretamente al futuro.
A diferencia de otras películas sobre el viaje en el tiempo, el "Experimento Filadelfia" esta alejado de la comedia juvenil o del ejercicio sesudo sobre estos viajes. "El Experimento Filadelfia" se centra más en La Perdida que todo individuo sufre al desarraigarlo de su lugar, de su familia, de su vida, estableciendo una metáfora entre esta perdida, y el propio desvanecimiento del ser, de la memoria, de la materia.
El personaje de David Herdeg (interpretado por un siempre soso Michael Paré) ve que su vida se le escapa, contemplando el reflejo de este tragedia en la propia muerte de su compañero de viajes temporales, Jim Parker (interpretado por Bobby Di Cicco). Esa lucha por la supervivencia, se intensifica por elementos comunes en cualquier relato de este tipo, la extrañeza de un viajero que no asimila las costumbres de los nuevos tiempos, y el juego que da la interacción con un personaje del presente, Allison Hayes (interpretada por la siempre excelente Nancy Allen), que intenta salvar a este individuo de su locura, aunque esta sea tan real que ella misma duda de su propia sanidad mental.
El espectador vive así un viaje temporal que se ve notablemente enriquecido por una dirección fría y atmosférica, gracias a su director Stewart Raffill (que posteriormente haría ese calco de "E.T", "Mac and Me"), pero sobre todo, gracias a la producción de John Carpenter, que parecía mucho más responsable en labores artísticas de esta obra, que ser simplemente productor.
Así "El experimento Filadelfia" se podría comparar excesivamente con una de las más famosas obras de John Carpenter, la anodina "Starman", donde un personaje fuera de este tiempo y de las costumbres sociales propias del mismo, intenta sobrevivir con la ayuda humana, irónicamente también femenina, creando una interacción entre los dos personajes que motiva una obligada relación sentimental.
La banda sonora de Kenneth Wannberg ayuda a integrar esa atmósfera a lo pretendido por la historia. Aquí es donde la película más se distancia de ese patrón "Carpenter", pues Wannberg de importante formación clásica no utiliza el sintetizador para sustentar su partitura, sino que simplemente lo utiliza con un instrumento más, de aportación anecdótica.
La música de Wannberg, siempre vinculada a la de John Williams (recordemos que es su editor musical habitual), extrañamente se dirige a los patrones comunes de composición de otro maestro, Jerry Goldsmith.
Así, a diferencia de casi toda su producción como compositor, (donde tenemos trabajos tan reivindicables como "Draw!" o "Losin´ it") Wannberg, deja de lado sonidos más melódicos y se centra en temas de importante percusion, cambios de ritmo y temas de acción que monopolizan el espectro sonoro. Algo importante es el elemento "militar" que condiciona el "Main Theme" aumentando la fortaleza de la instrumentación. "The Experiment Begins/Time Slip" se basa casi exclusivamente en la percusion contundente y en golpes de efectos sustentados en las cuerdas. Describe, evidentemente el momento crucial de la historia.
El resto de la partitura se desarrolla con igual patrón en la composición, hasta llegar a "David´s Decision / Fate of the Vortex", de unos siete minutos de duración, que desarrolla en su plenitud casi todo el funcionamiento del trabajo de Wannberg para este film, y "David´s Choice/End Title" el mejor tema del disco donde las influencias de Goldsmith son más que evidentes.
La partitura de "The Philadelphia Experiment" tiene su inmejorable funcionalidad con las imágenes, pero aisladamente su escucha es poco satisfactoria, ya que no hay un "theme" demasiado epico ye inolvidable, ademas de que la melodía brilla por su ausencia, apareciendo cortes como "A Tender Moment" que podrían dar una esperanza melódica al que escucha, pero simplemente aporta una composición apenas perceptible, donde lo melodico no aparece por ningun lado.
Los editores de "Prometheus" son conocedores de este hecho, y salvan el compacto con una estupenda partitura, "Mother Lode", que aparece como "añadido" cuando en verdad es la partitura que uno más disfruta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.